Mujeres en traje

CARBOXITERAPIA CORPORAL

"Se trata de una técnica no quirúrgica, que contribuye a reducir los tejidos grasos rompiendo la membrana de la célula grasa. Está especialmente indicada para combatir la celulitis, la flacidez y a mejorar el aspecto y tersura de la piel."

La Carboxiterapia es un tratamiento de medicina estética, mediante el cual se inyecta subcutáneamente dióxido de carbono.

A través de microinyecciones de CO2, la Carboxiterapia actúa en zonas concretas del cuerpo donde se desea trabajar este problema de grasa acumulada. La aguja finísima está conectada a un aparato que va regulando el tiempo de infusión, la velocidad del flujo y la dosis de producto a inyectar.

Las sesiones tienen una duración de una media hora y cuando concluye el paciente puede llevar a cabo su rutina normal de forma inmediata. Generalmente el tratamiento se centra en dos sesiones por semana, aunque será el médico quien haga un diagnóstico de la zona y determinará cómo se desarrollará este tratamiento.

Cuerpo inferior
CARBOXITERAPIA.jpg

¿Cómo Funciona?

Son infiltraciones de dióxido de carbono bajo la piel. El oxígeno, que es el encargado de que la piel se vea más tersa y luminosa, no se puede inyectar porque quema. Cuando la hemoglobina detecta que hay una saturación de dióxido de carbono, se lo lleva y deja oxígeno en su lugar, por esta razón, durante este proceso, el dióxido pasa a ser oxígeno en apenas unos segundos.

No es un tratamiento doloroso, debido a las micro agujas utilizadas. Como mucho, un pequeño enrojecimiento en la zona tratada.

Los equipos controlan la dosis, velocidad, temperatura y tiempo en función del tratamiento. Una vez aplicado el dióxido de carbono el organismo es capaz de segregar serotonina, catecolaminas e histamina para dar lugar a la dilatación vascular y relajar el tejido subcutáneo.

En algunos casos tiene un efecto parecido a realizar ejercicio físico ya que el cuerpo genera serotonina tras ejercitarse. Pero algo que no hace el deporte y sí esta terapia es mejorar los resultados en la grasa subcutánea.

Aunque es un tratamiento sencillo, su aplicación solo debe hacerla centros médicos especializados y profesionales debidamente formados.

¿Para qué está indicada la Carboxiterapia?

Los beneficios de la Carboxiterapia se aprecian principalmente, en problemas como celulitis, circulación periférica, micro varices, psoriasis, flacidez de la piel, envejecimiento de la piel, obesidad en zonas localizadas del cuerpo, estrías, cicatrices o fibrosis post-quirúrgica.

Esta técnica data de los años 50. Cuando un grupo de cardiólogos franceses desarrollaron diferentes tratamientos dirigidos a solventar problemas que tenían que ver con una deficiente circulación y una mala cicatrización de las heridas. Éstos estudios fueron ampliados para tratar, igualmente, situaciones de grasa localizada y acumulada y otras afecciones estéticas.

¿Cuántas sesiones de Carboxiterapia son necesarias?

Cada paciente tiene una constitución y necesidades determinadas. Con sólo una o dos sesiones apenas se notarán los resultados de la carboxiterapia. Serán necesarias un mínimo de 10 sesiones, 2-3 veces a la semana, para comenzar a ver los efectos de pérdida de grasa localizada. Si se acompaña el tratamiento con una dieta adecuada y algo de ejercicio físico, se acentuarán los resultados. Un tratamiento completo de varias sesiones de carboxiterapia junto a una dieta personalizada por un dietista puede conseguir una pérdida de peso de aproximadamente 8-10 kilos.

Estas sesiones duran entre 30 y 60 minutos, dependiendo de las zonas a tratar. Estas sesiones no precisan de guardar reposo y podemos volver inmediatamente a nuestras actividades diarias.

Es recomendable que acudas a la valoración inicial para que te puedan explicar cuantas sesiones necesitas según tus características y objetivos de pérdida de grasa. No olvidemos que la carboxiterapia es un tratamiento médico que debe ser evaluado por un médico antes de iniciar las sesiones.

Importante: "La Carboxiterapia es totalmente segura, sin molestias ni reacciones. El dióxido de carbono (CO2) empleado es un gas presente en la atmósfera, no tóxico incluso en grandes dosis, por lo que los riesgos y efectos secundarios son inexistentes."

La Carboxiterapia y la Celulitis

La celulitis afecta a muchas mujeres hoy en día. Vida sedentaria, hábitos poco saludables, estar mucho tiempo de pie o demasiado sentada, una deficiente circulación o predisposición genética, son algunos de los factores que desencadenan esta situación.

La carboxiterapia se presenta como una técnica apropiada para combatir este problema, que aparece cuando no existe un adecuado drenaje de las células grasas y las impurezas y deshechos del organismo se van acumulando en determinadas áreas del cuerpo.

Estas inyecciones de CO2 consiguen restablecer la función circulatoria haciendo que la velocidad y la cantidad de flujo sanguíneo se incremente.

Asimismo, también desciende la acumulación de líquido entre las células y la grasa acumulada se va destruyendo, con un estímulo natural del metabolismo. Se eliminan toxinas y se activa la lipólisis, es decir, el tejido graso se rompe.

En consecuencia, el tejido de nuestra piel mejora en aspecto y calidad, volviéndose más tersa, suave, lisa, uniforme y elástica.

Image by ANTHONY SHKRABA